agosto 14, 2022

Alberto Fernández encabezó un homenaje a Perón en la CGT | «El poder pasa por ver quién tiene la capacidad de convencer»



En el acto de la CGT por el aniversario del fallecimiento de Juan Domingo Perón, el presidente Alberto Fernández sostuvo que «Perón significó para Argentina un antes y un después» y eligió destacar la actitud del Perón en su tercer presidencia, tras el exilio: «Perón nos dijo que Argentina no podía estar dividida en dos bandos y que necesitábamos la unidad». 

«El poder no pasa por ver quién tiene la lapicera, el poder pasa por ver quién tiene la capacidad de convencer«, lanzó el jefe de Estado en un acto sin la compañía de la vicepresidenta Cristina Kirchner. 

 La frase de Alberto retumbó en medio de las hipótesis políticas tejidas en torno a los dos actos de homenaje, el del presidente en la CGT y el que encabezará la vicepresidenta Cristina Kircher mañana en Ensenada. En la previa, la CGT eligió iniciar el acto con un mensaje de Perón en el que sostenía: «Recuerden trabajadores, únanse. Sean hoy más hermanos que nunca». 

«Perón hizo la mayor revolución social que la Argentina recuerde. Entendió que había una parte de la sociedad argentina que estaba al margen, que no tenía derechos, que le llegaba solamente lo que decidían los más poderosos», valoró Alberto en sus primeras palabras, sentado junto a los triunviros Héctor Daer y Carlos Acuña en el salón «Felipe Vallese» del histórico edificio Azopardo, a quien Fernández recordó cómo fue asesinado por las dictaduras militares por ser parte de la Resistencia Peronista. 

El jefe de Estado aseguró que el paso de Perón «hace distinta a la Argentina del resto de Latinoamérica» por derechos «lógicos» como la sindicalización, la jubilación y las vacaciones; y recordó que «tuvo una compañera increíble, que fue Eva». «Siempre destaco un dato de Evita: solo estuvo en el escenario público siete años y esos siete años la convirtieron en la mujer más amada del pueblo argentino«, recordó Alberto en el acto sin la presencia de Cristina, la presidenta más votada de la historia de país, como destacó el gremialista Antonio Caló en la previa del acto. 

El presidente aseguró que los grupos de poder «fueron impiadosos» con Perón y destacó como una «lección enorme» la del ex presidente de irse «sin que se derrame sangre». «El día que Perón se fue, llegaron los primeros asesinos militares», sentenció Alberto y repasó la larga resistencia peronista hasta las elecciones, sin proscripciones, que lo devolvió a la Casa Rosada. 

«Mantuvo viva la unidad del movimiento a 12 mil kilómetros de distancia», destacó Alberto y resaltó que «entendió que había que terminar con las divisiones que hacían mal a la Argentina». En el acto, Fernández fue acompañado por el Gabinete Nacional y varios gobernadores, entre ellos, el bonaerense Axel Kicillof, el chaqueño Jorge Capitanich y el catamarqueño Raúl Jalil.

El presidente Alberto Fernández afirmó luego que Juan Domingo Perón “fue un pragmático que entendió que lo más importante eran las herramientas para mantener los derechos” y consideró que en la actualidad “hay que darle vida a la economía popular«, cuyos actores «no pueden quedar desamparados” en el actual contexto mundial. advirtió en su último mandato que era “indispensable crear valores para gobernar”. 

En otros momento de su exposición se refirió a las políticas y decisiones que llevo adelante su gobierno para enfrentar la pandemia de coronavirus. Afirmó hoy que durante ese periodo “se vio lo que significaba la presencia del Estado” y recordó que, “a pesar de haber recibido un país endeudado”, su gobierno trabajó para que “ningún argentino se quedara sin atención médica”. “Tuvimos que trabajar para darle a todos la atención que necesitaban, pusimos salas de terapia intensiva y más de 30 hospitales modulares. Tenemos la tranquilidad de que ningún argentino dejó de ser atendido cuando se enfermó”, sostuvo.



Source link