martes, diciembre 6TUNUYAN - MENZODA - ARGENTINA

por qué es especial para la Argentina y qué chances tiene de repetir la hazaña de Tokio 2020


El Campeonato Mundial de Vóleibol de Polonia y Eslovenia, que se pondrá el marcha este viernes, tendrá un sabor muy especial para Argentina. Porque podría ser el último de Luciano De Cecco y Facundo Conte, dos emblemas del conjunto nacional. Y porque será el primer gran compromiso del seleccionado masculino -que debutará el sábado ante Irán- desde la histórica conquista del bronce mundialista de Tokio, hace poco más de un año. ¿Podrán los dirigidos por Marcelo Méndez repetir la inolvidable hazaña de la capital japonesa?

De Cecco está ilusionado con lograr hacer historia con la camiseta celeste y blanca una vez más y regalarle a nuestro país su segunda medalla mundialista. La primera, también de bronce, se consiguió hace 40 años, en el torneo que se jugó Argentina en 1982, y con un plantel que fue la base del que subió al tercer escalón el podio en los Juegos de Seúl 1988. Aunque avisó que no será una tarea fácil. 

«Ojalá podamos llegar más alto que en ocasiones anteriores. Pero no hay que esperar que naturalmente seamos terceros o estemos peleando por el podio, solo porque el año pasado fuimos bronce en Tokio. No digo que es imposible, pero es muy complicado meterse en semifinales. Por supuesto, vamos a dar lo mejor de nosotros, pero todos debemos ser cautos, porque lucharemos contra equipos de grandísimo poderío. No será nada fácil este mundial», comentó el armador en la columna que escribe habitualmente para ESPN.

Y agregó: «Además, ya no somos una sorpresa, sino que todos querrán ganarle a un equipo que se subió al podio olímpico hace un año». 

Un abrazo inolvidable: Conte y De Cecco, tras conseguir el bronce en Tokio. Foto REUTERS/Valentyn Ogirenko

Un abrazo inolvidable: Conte y De Cecco, tras conseguir el bronce en Tokio. Foto REUTERS/Valentyn Ogirenko

El escenario le da la razón. Argentina, séptimo de la clasificación mundial de la FIVB, no parte como favorito, aunque sí es el mejor rankeado de su grupo, el F, que integra con el conjunto iraní (8°), Países Bajos (13°) y Egipto (20°).

Los tres grandes candidatos a levantar el trofeo son Polonia, número uno del mundo y vigente campeón; Francia, segundo del ranking y oro olímpico en la capital japonesa, y Brasil, la gran potencia sudamericana, subcampeón del mundial anterior y cuarto del ranking. Otros que podrían pelear el título son Estados Unidos (5°) e Italia (6°).

«La medalla de Tokio nos generó confianza. Lo que sucedió en los Juegos nos da la pauta de que es posible. Entonces hay que ir por esa posibilidad, por más chica o grande que sea. El sistema de juego está bueno como para poder, justamente, meter otro batacazo. No vamos a largar la presa hasta que se caiga la última pelota», reflexionó Facundo Conte en una entrevista con el periodista Sergio Stuart para el diario Olé

Conte avisó que este podría ser su último Mundial. Foto Juano Tesone

Conte avisó que este podría ser su último Mundial. Foto Juano Tesone

Para De Cecco, el Mundial será doblemente especial. Podría ser el último de su carrera, pero también será el que le permitirá sumar su nombre a un selecto grupo. Es que Luciano se convertirá en el cuarto jugador de la historia en disputar cinco campeonatos ecuménicos, luego de Javier Weber, otro histórico del vóleibol argentino, el venezolano Vicente Pastor y el checoslovaco Josef Musil.

El santafesino debutó en un certamen de este nivel en Japón 2006 (13° lugar), y luego dijo presente en las ediciones de Italia 2010 (9°), Polonia 2014 (11°) e Italia-Bulgaria 2018 (15°).

«En esos cuatro Mundiales nos fue mal, no sé por qué. Quizás esas experiencias negativas nos ayuden a no repetir errores. Espero que sea así. El deporte siempre da revancha. Si no, los Mundiales serán una espina clavada, porque seguramente éste será el último de mi carrera», comentó el armador.

Conte también anunció que podría despedirse de los Mundiales en esta cita. El nacido en Vicente López hace 33 años jugará el cuarto de su carrera, tras los de 2010, 2014 y 2018.

«No es un Mundial más. Es un Mundial, con todo lo que eso conlleva. Se espera cuatro años por estos torneos. Son los torneos más lindos y más importantes para jugar, así que obviamente estamos motivados. También con la conciencia de saber que puede ser el último para mí», le dijo a Olé.

El seleccionado argentino llega al torneo con bastante rodaje, aunque sin resultados demasiado destacados. En junio y julio disputó la Liga de Naciones, en la que no pudo superar la primera fase: quedó novena -avanzaban ocho- con cinco victorias y siete derrotas. El triunfo más destacado fue el 3 a 1 ante Francia en Osaka, Japón.

La semana pasada disputó un cuadrangular amistoso en Cracovia, en el que venció por 3 a 1 a Serbia y perdió 3 a 0 con Polonia y 3 a 2, en un ajustado partido, con Irán, su rival del debut mundialista. Y el martes, cayó otra vez en sets corridos ante el seleccionado polaco, en el último amistoso de preparación.

El plantel argentino, jugadores y cuerpo técnico, en el CeNARD, antes de viajar a Europa. Foto Juano Tesone

El plantel argentino, jugadores y cuerpo técnico, en el CeNARD, antes de viajar a Europa. Foto Juano Tesone

El plantel argentino es una mezcla de experiencia y juventud. Tiene ocho medallistas olímpicos de Tokio: además de De Cecco y Conte, Matías Sánchez, Ezequiel Palacios, Santiago Danani, Agustín Loser, Martín Ramos y Bruno Lima. Además, cuatro integrantes del seleccionado sub 23 que fue campeón mundial en 2017, Sánchez, Danani, Loser y Jan Martínez. Y tres jugadores muy jóvenes, pero con bastante camino recorrido en categorías menores, Luciano Palonsky, Nicolás Zerba y Luciano Vicentín. La lista la completan Pablo Kukartsev, que volvió al seleccionado después de siete años, y Joaquín Gallego.

«Es un plantel bastante distinto al de los Juegos Olímpicos de Tokio. Es un equipo más joven y tendremos que trabajar para que no influya la inexperiencia en varios de los más chicos. Muchos de ellos recién tuvieron algo de protagonismo en la Liga de las Nacionales de esta temporada. Si bien casi todos tienen experiencia en selecciones formativas y en clubes del exterior, deberán ser fuertes psicológicamente para afrontar un Mundial y, de ese modo, potenciar el rendimiento colectivo», analizó De Cecco.

El fixture de Argentina, los grupos y el formato del certamen

Aunque el Mundial se pondrá en marcha este viernes –Brasil y Cuba jugarán el partido inaugural, desde las 6 de nuestro país-, el seleccionado celeste y blanco debutará recién el sábado, a las 12.30 de Argentina, frente a Irán, por el grupo F.

El segundo segundo compromiso de los dirigidos por Marcelo Méndez será ante Países Bajos, el lunes a las 9. En tanto, el miércoles, a las 6, cerrarán la primera fase ante Egipto.

El formato de juego del Mundial de Polonia y Eslovenia. Foto FIVB

El formato de juego del Mundial de Polonia y Eslovenia. Foto FIVB

Puerto Rico, Serbia, Túnez y Ucrania, invitado al torneo tras la baja de Rusia, sancionado por la FIVB por la invasión a ese país, integrarán el grupo A. En el B jugarán Brasil, Cuba, Japón y Qatar. En el C, uno de los más duros, Bulgaria, México, Polonia y Estados Unidos. En el D, Camerún, Francia, Alemania y Eslovenia. Y en el E, Canadá, China, Italia y Turquía.

La primera etapa se disputará en tres sedes: Katowice y Gliwice, en Polonia, y Ljubljana, en Eslovenia, donde jugará el seleccionado argentino. 

Los dos mejores de cada zona y los cuatro mejores terceros se clasificarán a la fase siguiente, que será de eliminación directa y arrancará con los cruces de octavos de final, del 3 al 6 de septiembre, en sedes a confirmar. Los cuartos se jugarán el 7 y 8 de ese mismo mes. Las semis, el 10, y la final y el duelo por el bronce, el domingo 11.

Todos los partidos se podrán ver por la plataforma Star+, mientras que los de Argentina y las instancias decisivas se transmitirán también por las distintas señales de ESPN





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.