martes, diciembre 6TUNUYAN - MENZODA - ARGENTINA

volverá a competir siete meses después de chocar contra un colectivo a 60 km/h


Siete meses después del grave accidente que sufrió durante un entrenamiento y que le provocó fracturas en un fémur, una rótula y varias vértebras, el colombiano Egan Bernal, ganador del Tour de Francia de 2019, volverá a competir este martes, en la salida de la Vuelta a Dinamarca.

«Después de una evaluación final durante el fin de semana, el equipo médico lo ha autorizado a volver a la competición», anunció en un comunicado el Ineos Grenadiers, formación británica en la que corre desde hace cuatro temporadas.

Un rato más tarde, el mismo Bernal compartió la buena noticia con sus seguidores. «Lo duro no fue estrellarme contra un bus a más de 60 km/h, lo duro fue el levantarme, aceptar lo sucedido, empezar de cero y estar de vuelta con la cabeza en alto. Mañana vuelvo a competir después de 1 año», escribió en su cuenta de Twitter. Y, con humor, agregó: «Yerba mala nunca muere». 

En 2021, Bernal, vencedor del Giro de Italia ese año, terminó sexto en la Vuelta a España, que se corrió entre el 14 de agosto y el 5 de septiembre. Esa sería su última competencia hasta ahora. 

Es que el pasado 24 de enero, el colombiano chocó contra un colectivo mientras entrenaba en las rutas de su país. El accidente ocurrió en la carretera que va de Bogotá a la localidad de Gachancipá, en Cundinamarca (centro de Colombia), cuando el autobús se detuvo bruscamente para dejar a un pasajero. Según el informe policial, el ciclista, «quien transitaba en el mismo sentido y por el mismo carril, no observó la maniobra hecha por el vehículo y chocó con la parte de atrás del mismo».

Bernal, que fue operado varias veces para corregir las múltiples fracturas que sufrió, contó que «tuvo un 95 por ciento de posibilidades de quedar parapléjico y casi perder la vida».

Bernal contó que "tuvo un 95 por ciento de posibilidades de quedar parapléjico y casi perder la vida". Foto EFE/Equipo Egan Bernal

Bernal contó que «tuvo un 95 por ciento de posibilidades de quedar parapléjico y casi perder la vida». Foto EFE/Equipo Egan Bernal

«Después de lo que me pasó en enero, este es el momento que estaba esperando, volver a correr con mis compañeros», aseguró en el comunicado.

«No puedo subrayar lo suficiente lo difíciles que han sido para mí los últimos ocho meses, tanto física como mentalmente. Ese día y mi viaje desde entonces serán parte de mí para siempre, es algo que nunca olvidaré», declaró quien fue el primer colombiano en conquistar el Tour de Francia.

Sin su terrible accidente, Bernal abría competido este año en la «Grande Boucle», tras un ‘impasse en 2021 en el que se centró en el Giro para recuperar la confianza perdida tras la edición 2020 de la prueba francesa, en la que se despidió por la puerta de atrás, con un abandono tres días después de un gran fracaso en la cumbre Grand Colombier.

El reto que tiene ahora por delante es inmenso si se compara con otros casos similares. El británico Christopher Froome nunca más recuperó el nivel que le permitió ganar cuatro Tours, tras una dura caída con similares consecuencias (fracturas de fémur, de codo, de cadera, de vértebra) durante el reconocimiento de una contrarreloj en la Dauphine de 2019.

Froome tenía diez años más que Bernal cuando se produjo el accidente. Aun así, las cinco etapas de la Vuelta a Dinamarca (que largará este martes y cerrará el domingo) son bastante planas y serán solo un primer paso para Bernal.

A lo largo de los últimos meses, el prodigio del ciclismo colombiano fue compartiendo imágenes de su recuperación en redes sociales. El 10 de febrero, por ejemplo, publicó un video de sus «primeros pasos». A principios de marzo se mostró entrenando por primera vez en una bicicleta fija y a fines de ese mes contó que «después de 2 meses y 20 huesos rotos» había vuelto a pedalear en ruta. Y el 8 de junio completó su primer sprint.

«A veces uno tiene que hacer sacrificios en esta vida. Mañana viajaba a Colombia a visitar a mi mamá que tiene cáncer. Ella es la persona más importante para mí, pero decidí quedarme a hacer un Training Camp con mi equipo en Andorra pensando en las próximas metas. Esto no acaba», escribió a principios de julio, dejando claro su compromiso para volver cuánto antes.

Este martes, finalmente, se terminará la espera. Su regreso a la competición fue calificado como la «noticia más esperada» por la cadena deportiva local Antena 2. Y El Tiempo, principal diario de Colombia, tituló: «Se acabó la novela».

La presencia de Bernal en la Vuelta de Dinamarca se debe a la ausencia de su compañero de equipo, el costarricense Andrey Amador, precisó la organización.

El escalador de 25 años es uno de los principales atractivos de esta 31ª edición de prueba danesa, en la que el gran ausente será el héroe local y ganador del Tour de Francia 2022, Jonas Vingegaard.

Dos compañeros de Bernal, el polaco Michal Kwiatkowski, campeón del mundo en 2014, y el británico Geraint Thomas, vencedor del Tour de Francia 2018 están entre los favoritos de la competición junto al neerlandés Tom Dumoulin y el francés Christophe Laporte, ambos del equipo Jumbo Visma.

La carrera arrancará el martes en el municipio de Allerød, al norte de Copenhague, con cinco etapas que atravesaran el país. Los 147 corredores recorrerán 767,3 kilómetros antes de la llegada en Vejle (oeste) donde será coronado el sucesor del belga Remco Evenepoel, después de haber superado en la quinta y última etapa la subida más dura de la carrera, con una pendiente media de 16,3% y una máxima de 21%. 

La tercera etapa entre Otterup y Herning debería ser la decisiva de la competición, con sus 239,3 kilómetros, de los cuales 18,2 son de grava. 

El desafío será grande, pero para Egan Bernal, el hecho de largar la prueba ya es una victoria, que hace ocho meses parecía un imposible.

Con información de AFP





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.