lunes, diciembre 5TUNUYAN - MENZODA - ARGENTINA

hay preocupación en los productores de ajo


Por Alejandra Lell 10 de octubre de 2022 – 10:20

Argentina compite con España por el segundo puesto en el mundo de producción de ajo, un mercado que es dominado desde mediados de los ‘90 por China. San Juan y Mendoza, la región corazón de esta economía, suman unos 2000 productores y unas 15.000 hectáreas anuales. El principal mercado del ajo es Brasil, por ende el primer consumidor mundial.

El Presidente de la Sociedad Rural del Valle de Uco se reunirá con integrantes de la Comisión de Agricultura de la Nación por un tema realmente preocupante para los productores de ajo.

En diálogo con Noticiero Valle de Uco comentó: “Necesitamos la intervención de la Comisión de Agricultura de la Nación para tratar un tema delicado que tenemos en la frontera con Brasil. Vamos a pedir a través de ellos que SENASA certifique en origen y llegue con ese mismo certificado en origen la mercadería a Brasil a los puertos secos de ese país, principalmente el ajo que se comercializa desde el Valle de Uco; y no que se demoren o se abran y volverlos a revisar en la frontera, porque esto genera malos negocios, demora las cargas y perjudica la competitividad de nuestro producto”.

Según el último informe emitido por el Instituto de Desarrollo Rural (IDR), el cultivo de ajo concentra 66%, en promedio, de la superficie total. Con respecto a la última temporada registrada, las zonas Norte, Este y el Valle de Uco disminuyeron sus superficies cultivadas, mientras que el Cinturón Verde y la zona Sur la incrementaron.

La horticultura mendocina ocupa el segundo lugar en el país y es la tercera actividad agrícola de la provincia, después de la vid y los frutales.

En Mendoza, el Valle de Uco (San Carlos, Tupungato y Tunuyán) ocupa el primer lugar y concentra el 59 % de la superficie total de ajo (6.710 ha). En segundo lugar, pero con mucha diferencia, sigue la zona Centro o Cinturón Verde (Maipú, Guaymallén y Luján), con 14 % de la superficie de ajo.

Mario Leiva explicó: “Actualmente SENASA está demorando la mercadería, principalmente ajo, entre diez o quince días parada, lo que implica pérdida de tiempo y dinero. Esto genera un estorbo muy grande, tanto para el empacador como para el productor. Ya que el empacador no logra entregar el ajo a tiempo por lo tanto no cobra y esto se ve reflejado en el pago al productor” finalizó Leiva.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.