lunes, diciembre 5TUNUYAN - MENZODA - ARGENTINA

Investigadores de la Universidad de Texas hackean la señal de Starlink para usarla como GPS


La compañía de Elon Musk, que provee internet satelital, había dejado de cooperar en un proyecto conjunto. Qué descubrieron.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Texas descubrió que el servicio de Internet satelital Starlink, propiedad del multimillonario Elon Musk, también puede funcionar como un sistema de posicionamiento global (GPS).

SpaceX, la empresa propietaria de Starlink, había tomado la decisión de cortar una investigación conjunta con la universidad, y esto representó un problema para los académicos, que estaban en pleno trabajo.

Los satélites de Starlink mantienen una posición geoestacionaria en la órbita terrestre baja y los satélites GPS siguen una de las seis órbitas diferentes que dan la vuelta al planeta dos veces al día. Pero ambos comparten una característica común: envían señales a la superficie de la Tierra.

Las señales de Starlink transmiten Internet, mientras que los dispositivos de navegación utilizan las señales de múltiples satélites GPS para triangular su posición exacta en el planeta.

Elon Musk, dueño y fundador de SpaceX. Foto AFP


Elon Musk, dueño y fundador de SpaceX. Foto AFP

A partir de un hackeo al sistema por ingeniería inversa, Todd Humphreys y su equipo en el Laboratorio de Radionavegación de la Universidad de Texas en Austin notó que las señales de regulares de la constelación de Starlink (un conjunto de satélites), que están destinadas a ayudar a los receptores a conectarse con los satélites, podrían formar la base para un sistema de navegación de GPS.

“La señal del sistema Starlink tiene un secreto muy bien guardado”, dijo Humphreys, y señaló que “incluso en las primeras discusiones cuando SpaceX estaba siendo más cooperativo, no nos revelaron nada de la estructura de la señal». Agregó que tuvieron que “empezar de cero, construyendo básicamente un pequeño radiotelescopio para escuchar sus señales”.

Starlink es un servicio de internet por satélite que tiene como principal propósito llevar conectividad a lugares aislados, donde las redes tradicionales no llegan (un tercio del mundo todavía no tiene internet). El trabajo de los investigadores fue realizado sobre las señales de internet Starlink en órbita terrestre baja (LEO) a receptores terrestres.

La investigación de la universidad

Universidad de Texas en Austin. Foto Archivo


Universidad de Texas en Austin. Foto Archivo

La investigación, financiada por el Ejército de EE. UU., comenzó con una terminal Starlink y utilizó el servicio para transmitir videos de YouTube de la superestrella del tenis Rafael Nadal las 24 horas del día. El equipo lo emparejó con una antena cercana para detectar señales de secuencia de sincronización que se repiten regularmente que Starlink usa para ayudar a los receptores terrestres a permanecer conectados a los satélites.

Las señales repetitivas se envían a intervalos de tiempo precisos, que son cuatro secuencias por cada milisegundo, el mismo enfoque que utiliza el GPS. Cuando se combina con detalles sobre el movimiento de los satélites de Starlink, se puede utilizar para calcular la ubicación del receptor con una precisión de 98 pies.

En un artículo (que todavía no fue revisado por pares), Humphreys publicó en el sitio web del laboratorio de la Universidad de Texas, el jefe del Laboratorio de radionavegación detalló el avance del equipo. «Desarrollamos una técnica para la identificación ciega de la señal del enlace descendente de Starlink en la banda de 10,7 a 12,7 GHz y presentamos una imagen detallada de la estructura de la señal», escribió.

«Lo que es más importante, la caracterización de la señal que se ofrece acá incluye los valores exactos de las secuencias de sincronización incrustadas en la señal que pueden explotarse para producir mediciones de pseudo-rango», señaló.

«Tal comprensión de la señal es esencial para que surjan esfuerzos que busquen señales Starlink de doble propósito para posicionamiento, navegación y temporización, a pesar de que están diseñadas únicamente para la provisión de Internet de banda ancha», indicó la investigación.

La precisión de 98 pies está muy lejos de la precisión del GPS que utiliza un equipo receptor avanzado del que depende el ejército de los EE. UU. Humphreys, sin embargo, creía que si SpaceX cooperaba, podría mejorar la precisión posicional a menos de un metro.

SpaceX todavía no hizo comentarios al respecto.

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.