lunes, diciembre 5TUNUYAN - MENZODA - ARGENTINA

Magnus Carlsen busca otro título mundial, en homenaje a Bobby Fischer y asediado por un juicio multimillonario


El rey del ajedrez competirá en la modalidad inventada por la leyenda estadounidense, mientras Hans Niemann lo demandó por haber manchado su reputación.

Hace 50 años, Reykjavik fue la sede de una de las batallas más épicas de la Guerra Fría. No hubo balas sino duelo de ejércitos sobre un tablero de ajedrez. Fue «el match del siglo» en el que el estadounidense Bobby Fischer le arrebató el título mundial al soviético Boris Spassky. A medio siglo de aquel duelo, el noruego Magnus Carlsen buscará conseguir otro título mundial en la capital islandesa, en medio del escándalo de las trampas y de la demanda multimillonaria que le hizo Hans Niemann.

Desde este martes 25 al domingo 30, ocho grandes maestros combatirán sobre el tablero presencial en el Mundial de la modalidad Fischer Random, que premia la creatividad en posiciones infrecuentes.

Además de Carlsen, estarán los estadounidenses Wesley So -defensor del título- e Hikaru Nakamura, los rusos Ian Nepomniachtchi y Vladimir Fedoseev, el islandés Hjörvar Steinn Grétarsson, el alemán Matthias Blüebaum y el uzbeko Nodirbek Abdusattorov, el prodigio uzbeco que destronó a Carlsen como campeón mundial de partidas rápidas

Magnus Carlsen, el rey del ajedrez.
Foto AFP


Magnus Carlsen, el rey del ajedrez.
Foto AFP

La modalidad Fischer Random de ajedrez busca apartar a los jugadores de las aperturas habituales mediante la colocación de las piezas de la primera fila mediante un sorteo, mientras que los peones conservan su posición clásica de salida, en la segunda fila.

Otro nombre para este sistema es el de Chess 960, porque esa es la cifra de posibles posiciones iniciales, de acuerdo al sorteo. No es lo mismo jugar una partida clásica que una con este sistema, porque no hay teoría de aperturas que valga cuando no se conoce la ubicación de las piezas en la primera fila.

Cada ajedrecista se enterará dónde irán cada torre, caballo y alfil, además de la dama y el rey, pocos minutos antes de cada partida. Los únicos condicionantes del sorteo son que los alfiles no pueden estar en casillas del mismo color y que debe haber una torre en cada flanco del tablero, a fin de facilitar los enroques, que se pueden llevar a cabo de acuerdo con las reglas habituales. 

El "match del siglo" de 1972, en Islandia, entre Boris Spassky y Bobby Fischer.
Foto AP


El «match del siglo» de 1972, en Islandia, entre Boris Spassky y Bobby Fischer.
Foto AP

El torneo se jugará en una primera fase con dos grupos de cuatro. Los dos primeros se clasificarán para las semifinales, que se disputarán mediante encuentros eliminatorios que decidirán los finalistas. El ganador, junto al título, se llevará 150.000 dólares de premio.

La modalidad Fischer Random ha ido ganando adeptos desde que los módulos informáticos (las «máquinas», como se las define coloquialmente en el ajedrez) alcanzaron una potencia de análisis imbatible para el ser humano.

Con la formación de piezas sobre el tablero decidida por sorteo se intenta conseguir una vuelta al ajedrez «humano», no mediatizado por las líneas sugeridas por los módulos, en línea con las reformas propuestas por el propio Magnus Carlsen para hacer más atractiva la competición.

A la justicia

Magnus Carlsen, contra Hans Niemann.


Magnus Carlsen, contra Hans Niemann.

Carlsen y Nakamura cobraron reciente actualidad al ser demandados judicialmente por el estadounidense Niemann, sobre quien insinuaron que hacía trampa. El caso ha levantado una enorme polvareda en el mundo del ajedrez, al quedar de manifiesto la relativa facilidad con que se pueden recibir ayudas ilegales en el ajedrez por Internet, que ha experimentado una gran explosión durante la pandemia.

Niemann presentó una demanda contra el jugador noruego y contra la plataforma de juego en línea Chess.com por calumnias e injurias, reclamando al menos 100 millones de dólares en daños.

La demanda, presentada en un tribunal de distrito de Estados Unidos en Missouri, también incluye a la plataforma de ajedrez en línea de Carlsen Play Magnus, y al ejecutivo de Chess.com Danny Rensch.

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.