lunes, diciembre 5TUNUYAN - MENZODA - ARGENTINA

Cómo mejorar un 50% el rendimiento de una computadora vieja con una inversión de 15 mil pesos


En una época de inmediatez casi dogmática, nada más frustrante que una computadora que tarda en arrancar o que abre los programas con la lentitud de un bostezo. En esta nota, cómo optimizar el rendimiento de una PC invirtiendo 15 mil pesos.

No importa si se trata de una máquina con patente nueva o una que lleva años de rodaje. Sin realizar demasiados ajustes ni recambios, es posible mejorar hasta un 50% su performance con dos piezas de hardware: disco y memoria.

Si el equipo supera los 8 años, habrá que recurrir al kit completo de restauración. Esto incluye un disco de estado sólido (SSD) de 480 GB que cuesta 8 mil pesos, un módulo de memoria RAM de 8 GB DDR4 3200 que está 7 mil pesos, más un software gratuito de limpieza automática.

Y si bien ubicar estas tarjetas en su lugar no es muy complejo y abundan los tutorial, si uno tiene que recurrir a un técnico, deberá desembolsar unos 5 mil pesos en concepto de mano de obra.  

Discos de estado sólido

La revolución de los discos SSD. Foto Kingston.


La revolución de los discos SSD. Foto Kingston.

A nivel estructural, el SSD es una revolución tecnológica. Ya que inicia el sistema operativo Windows en menos de la mitad de tiempo que un disco rígido (HDD) y triplicaba sus velocidades de escritura y lectura de datos.

La gran diferencia es que, mientras los HDD utilizan partes mecánicas, las SSD almacenan los archivos en microchips con memorias flash. Por eso, muchos los consideran como una evolución de los clásicos USB.

Elegir el disco correcto requiere paciencia, ya que hay varios zócalos y velocidades que no son compatibles con la máquina. Lo que implica que no habrá lugar donde encastrarlo.

Entre las marcas más confiables aparecen Kingston, Gigabyte, Westerm Digital y Seagate.

En cuanto a capacidad, en el nivel de entrada están los de 240GB, son 10 veces más veloces que un HDD, cuestan unos 4.500 pesos. Los intermedios, de 480 GB, están 8 mil pesos. Los más avanzados, de 1TB, rondan los 17 mil pesos.

SATA

Los clásicos discos SATA van en cualquier notebook y PC. Foto Kingston.


Los clásicos discos SATA van en cualquier notebook y PC. Foto Kingston.

El tipo de interfaz de conexión más común es el SATA (Serial ATA) que va por la tercera generación, con una velocidad de 600 MB/s. Se conecta mediante un cable, muy similar al de los discos rígidos.

Presenta un formato cuadrado y un tamaño de 2,5 pulgadas. Aunque es el más básico y también económico de la familia, garantiza su funcionamiento en cualquier notebook y PC.

En los últimos años, la transición entre los discos mecánicos y los SSD se aceleró, ya que el público entendió las ventajas de las unidades SATA, que ya tienen la capacidad y el precio adecuado para desplazar a los HDD de todos los escenarios.

Otra razón para cambiar a un SATA SSD es que, al carecer de componentes móviles, es menos probable que se dañe en caso de golpes o vibraciones. Además, se calientan poco, por lo que sufrirán un menor desgaste y durarán más tiempo.

NVMe

Las SSD más potentes son las PCIe 4.0, como la FURY Renegade de Kingston.


Las SSD más potentes son las PCIe 4.0, como la FURY Renegade de Kingston.

El NVMe (Non-Volatile Memory Express) es un protocolo de transporte y acceso al almacenamiento para unidades flash que está agitando el mercado con unidades de mayor velocidad y un factor de forma reducido. Se trata del M.2, que son un 20% más caros que los SATA.

Su beneficio fue lograr que las SSD ocupen un zócalo -dentro de la arquitectura de la mother- similar al de un módulo de memoria RAM.

Este conector, dependiendo del fabricante, puede adoptar la interfaz PCI Express (NVMe), SATA 3.0 o incluso USB 3.0. Antes de optar por uno, habrá que verificar que la máquina tenga este socket habilitado.

Y si bien siempre conviene tomar recaudos, este puerto no es una rareza, ya que está presente en muchas de las placas madres de PC y las notebooks de gama media que fueron lanzadas en los últimos años. Hay dos tipos de unidades M.2: PCIe 4.0 y NV2.

“Las unidades tope de línea, con puertos PCIe 4.0, que alcanzan velocidades de 7000 MB/s están orientados a diseño gráfico, edición de video y procesos en donde se puede ahorrar tiempo con una unidad ultra rápida”, detalla José Luis Fernández, de Kingston Technology Cono Sur.

En cambio, las NV2, con un rendimiento de hasta 3500 MB/s y en capacidades de hasta 2TB, otorgan un mejor ancho de banda y tiempos de respuesta más rápidos incluso que los SATA, a un precio accesible.

“Su diseño compacto de una sola cara M.2 2280 (22 x 80 mm) deja mayor espacio para otros componentes, lo que hace que el NV2 sea ideal para portátiles más delgadas, sistemas de factor de forma pequeño (SFF) y placas madre personalizadas”, explica Fernández.

Memoria RAM

Lo mínimo es que la máquina tenga 16GB. Foto: Shutterstock


Lo mínimo es que la máquina tenga 16GB. Foto: Shutterstock

Aunque con el SSD la máquina fluya con una aceleración digna de una aeronave y pareciera que no hace falta ningún ajuste extra, todavía se puede acceder al siguiente nivel de velocidad con una tarjeta de memoria RAM.

Esta memoria de acceso aleatorio permite cargar con mayor velocidad las instrucciones que debe procesar la CPU. Esta capacidad de lectura y escritura puede aumentar si se utiliza Dual-Channel, es decir, dos módulos idénticos corriendo en paralelo.

Para notar un cambio, lo indicado es duplicar la cantidad instalada. Sin embargo, no se puede colocar la primera que aparezca, ya que debe coincidir con la misma velocidad de la que está emplazada.

Los fabricantes más reconocidos son Patriot, HP, Kingston, Corsair, G.Skill. Algunos, ofrecen variantes RGB que cambian de color.

La RAM le permite a Windows gestionar los datos de las aplicaciones en funcionamiento. La cantidad disponible afecta el rendimiento de tu dispositivo. Cuanta más RAM haya, más aplicaciones se podrán emplear en simultáneo. Lo mínimo y recomendable es que tenga 16 GB.

Si la máquina tiene 8GB de RAM y le queda una ranura vacante, se le podrá sumar una tarjeta similar. El problema es que si solo hay un banco libre, habrá que comprar una de 16GB, lo que dispara el precio por las nubes. Mientras una de 8 GB cuestá 7 mil pesos, la de 16 GB están 16 mil pesos.

Glary Utility 5

Interfase de Glary Utilities.


Interfase de Glary Utilities.

Un buen complemento para el disco SSD y la memoria RAM es un software de limpieza que realice un mantenimiento general del sistema. Ya que, el uso repetido del equipo produce una merma en la productividad, algo que se corrige con una suite de herramientas.

Con más de 20 utilidades en su haber, Glary Utilities, es una aplicación gratuita, compatible con la mayoría de las versiones de Windows. En este rubro, el mayor competidor es CCleaner, sospechado de introducir módulos de espionaje en la computadora.

De un pantallazo, Glary informa el tiempo que tarda en arrancar el sistema, cuándo se actualizó por última vez, suprime de un plumazo cookies, historial de Internet.

Además, encripta archivos del sistema y evita que se modifiquen sin autorización. Supervisa los programas que se ejecutan en la PC y alerta sobre spyware y troyanos.

Aunque la herramienta más atractiva es Mantenimiento en 1-clic. Al escoger esta opción ejecuta una limpieza del registro y los accesos directos, quita los archivos temporales y efectúa una administración del inicio. Si uno tilda la casilla Reparar automáticamente, escoge la mejor alternativa en cada caso.

SL

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.