viernes, diciembre 2TUNUYAN - MENZODA - ARGENTINA

Adolfo Cambiaso va por su primer gran título con su hijo Poroto


La AAP anticipó la mejor temporada en décadas y se viene cumpliendo. El gigante de Cañuelas llega tras aplastar a Ellerstina. Y su rival dio el batacazo frente La Natividad, el gran candidato en la Triple Corona. Desde las 16 horas, hay promesa de espectáculo en el Hurlingham Club.

De un lado, un titán del polo mundial, que se había acostumbrado a ganar y, tras dos años de sequía, quiere volver a levantar un trofeo de la Triple Corona. Del otro, una formación nueva, que viene de dar un gran batacazo e irá por su primer título grande en la temporada de alto handicap de Argentina. La Dolfina y la Irenita protagonizará este sábado -desde las 16- una histórica final del Abierto de Hurlingham, que tendrá emociones de sobra, polo del primer nivel y muchos condimentos especiales.

Los dos llegan muy motivados, después dejar atrás a durísimos rivales en los duelos que cerraron la fase de grupos. El conjunto de Cañuelas (39 goles de valoración) aplastó a Ellerstina (39), a quien venció por 14 a 6 en la 50ª edición del clásico de este deporte. Y lo hizo con una descollante actuación de Poroto Cambiaso, que a los 16 años es ya una de las grandes figuras del equipo que fundó su papá, Adolfo, y que amargó la tarde de los Pieres con 12 goles, ocho de ellos de penal y uno de corner.

La Irenita (36) bajó al equipo que parecía invencible, La Natividad de los hermanos Bartolomé y Camilo Castagnola (39), que había conquistado Tortugas, defendía el título de este certamen, arrastraba un invicto de nueve partidos (no perdía desde el debut en Palermo el año pasado ante Chapaleufú) y soñaba con la Triple Corona. Pero la formación que se transformó en la revelación de este 2022 jugó un partido perfecto y se impuso por 12 a 11 para avanzar al duelo decisivo.

La Dolfina, versión 2022: Adolfo Cambiaso, David Stirling, Poroto Cambiaso y Juan Martín Neto. Foto Matías Callejo/Prensa AAP


La Dolfina, versión 2022: Adolfo Cambiaso, David Stirling, Poroto Cambiaso y Juan Martín Neto. Foto Matías Callejo/Prensa AAP

Con esas dos «semis» como aperitivo, Hurlingham promete una final para no perderse. Porque además, cualquiera sea el campeón, será un partido para la historia. 

Adolfo Cambiaso sabía que este 2022 iba a ser especial para él, porque iba a cumplir el sueño de jugar la Triple Corona al lado de su hijo, algo que pensó que no lograría. «Yo tengo 47 años y él, 16. Y no creía llegar competitivo a esta altura», le había confesado a Clarín hace algunos meses. Ahora, padre e hijo están a un partido de gritar campeón juntos y sumar un titulo que sería el 14° en Hurlingham para el mejor jugador de todos los tiempos y el primero de este trío de torneos para Poroto.

El desafío será grande para los de Cañuelas, que en Tortugas se quedaron afuera de la definición al caer en la última fecha de la zona A ante La Natividad. Pero el premio también, porque podrían cortar una larga sequía en la Triple Corona. Su último título lo consiguieron en Palermo 2020, cuando le ganaron en la final a Ellerstina.

La Irenita buscará su primer título de Triple corona con Juan Britos, Francisco Elizalde, Pablo Mac Donough y Juan Martín Zubia. Foto Matías Callejo/Prensa AAP


La Irenita buscará su primer título de Triple corona con Juan Britos, Francisco Elizalde, Pablo Mac Donough y Juan Martín Zubia. Foto Matías Callejo/Prensa AAP

El año pasado se quedaron con las manos vacías. En Tortugas, cayeron en la final ante el conjunto de los Pieres; y en Hurlingham y Palermo, fueron eliminados por La Natividad, en semis y el choque por la corona, respectivamente. Fue la primera vez desde 2010 que no ganaron ninguno de los tres grandes trofeos de la temporada.

Este año, otra vez el equipo de camiseta verde de Barto y Jeta Castagnola (sobrinos de Cambiaso) los dejó afuera en las semis de Tortugas. ¿Podrá el alguna vez todopoderoso cuarteto de Cañuelas -hoy con los Cambiaso, David Stirling y Juan Martín Nero) volver a levantar el trofeo en Hurlingham, donde no gana desde 2019?

Enfrente tendrá a un rival con chance de hacer historia y encabezado por un jugador que sabe muy bien lo que es festejar en este nivel, Pablo Mac Donough, quien dejó La Dolfina a fines de 2020, jugó el año pasado con Murus Sanctus y este año apostó por un proyecto especial para él.

Mac Donough lideró a La Irenita que venció a La Natividad y se metió en la final. Foto Matías Callejo/Prensa AAP


Mac Donough lideró a La Irenita que venció a La Natividad y se metió en la final. Foto Matías Callejo/Prensa AAP

Con La Irenita, el club de su familia, Mac Donough buscará gritar campeón en la Triple Corona con su propia organización por primera vez. Ya lo hizo antes con Ellerstina y La Dolfina. E irá por su 11° título en Hurlingham, que sería el primero en este nivel para sus compañeros, Juan Britos, Francisco Elizalde y Juan Martín Zubia.

Por si faltaba algo para hacer aún más singular la final, será la primera que volverá a juntar en cancha a Cambiaso, Stirling, Nero y Mac Donough, los Cuatro Fantásticos, integrantes de aquella formación extraordinaria de 40 goles de La Dolfina que marcó una era y llegó a ganar ocho títulos consecutivos en Palermo y tres Triple Coronas consecutivas, entre 2013 y 2015. Aunque, claro, en esta ocasión no estarán todos en el mismo lado de la cancha.

Cuando se presentó la Triple Corona 2022 a mediados de septiembre, la Asociación Argentina de Polo avisó que esta sería la mejor temporada de la historia. Y por lo que promete la final de Hurlingham del sábado (que se jugará a un par de días del comienzo del Argentino Abierto, que arrancará el martes), no se equivocó. Será una definición para no perderse, digna del mejor polo del mundo.

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.