viernes, diciembre 2TUNUYAN - MENZODA - ARGENTINA

En Malargüe debemos pensar en acueductos


Por Claudio Altamirano 31 de octubre de 2022 – 14:34

Luego de que se conociera el pronóstico de escurrimiento de los cauces hídricos para Malargüe, por parte del Departamento General de Irrigación, y que para el departamento sureño no son muy alentadores, toma relevancia una de las soluciones que ya existen en otras zonas de la provincia, que al igual que en Malargüe desarrollan la ganadería: la construcción de acueductos, obras que en gran porcentaje son subterráneas, y que garantizan la provisión de agua y de calidad.

Lisandro Jaeggi, presidente de la Asociación del Secano Mendocino, abordó en Noticiero Andino el tema de la sequía y sus efectos en la producción agropecuaria, expresando que es “un problema recurrente” y que se manifiesta “año tras años” en el sector con cambios “en los campos”, que pasaron de ser zonas “anegadas en los alrededores de la ciudad” a verdaderos “polvaderales”.

LISANDRO JAEGGUI SEQUÍA 1

Según el especialista “es momento de comenzar a realizar replanteos sobre el uso del agua, no sólo a nivel de inversiones públicas, sino intrapredial”, es decir centro de propiedades privadas “para poder sacar el agua y retenerla”, avanzó diciendo, lamentando además que “es un tema que aún no está en boca del productor”.

Al momento de profundizar sobre el impacto de la sequía en la ganadería de Malargüe, tanto menor como mayor, Jaeggi explicó que en el departamento “hay que diferenciar dos zonas, la oeste “en la que los productores hacen movimientos a veranadas que son los mitigan estos impactos” con la posibilidad de contar con pastos en esos campos cordilleranos”, y por otro lado los que se encuentran al este, donde “el problema surge cuando llega el invierno” más aún “cuando las precipitaciones no son las adecuadas”, algo que se evidencia por estos días con la temporada de “pariciones”, el nacimiento de chivitos en los puestos malargüinos.

Este problema se nota “en la cantidad de leche” con la que dispone la madre, que se ve acotada, por la poca presencia de agua y pasturas de calidad, situaciones que van de forma paralela, incitando desde la Asociación a los productores que cuenten con forrajes, principalmente en invierno, sumándose además en la escases de agua “una superficie agrícola cada vez más limitada por el avance del centro urbano” y la cantidad necesaria del vital elemento “que no se está cubriendo”, lo que conlleva que el ganadero que piensa en contar con plantaciones de alfalfa, por ejemplo, “no esté garantizada”, con pérdidas económicas.

LISANDRO JAEGGUI SEQUÍA 2

Lisandro Jaeggui remarcó en este análisis, lamentando primero que el agua en algunos lugares está en cantidades necesarias, pero “sigue” su curso y “se pierde”, por lo que considera que “en Malargüe debemos pensar en acueductos”, reafirmando “tenemos que llevar agua al sector este”, incitando a que hayan inversiones en obras “y ayudar al productor”, lo que implica también “un cambio de paradigmas” en los actuales “modelos de producción”.

“Debemos hablar del tema porque es muy viable”, poniendo de inmediato ejemplos en la provincia de Mendoza, algunos cercanos como en los departamentos de San Rafael y General Alvear, acueductos que podrían dar soluciones a ganaderos y productores de lugares como Agua Escondida, en el extremo sureste de Malargüe, donde existe el recurso, no se administra ni ocupa eficientemente, en contraposición a zonas “más castigadas como Salitral Norte” o en Pata Mora y Ranquil Norte, lugares que tienen sus particularidades y donde se acentúa el problema.

Contando con acueductos, o sistemas similares, además de reparos inmediatos, se puede desarrollar asimismo de la ganadería, algún tipo de agricultura, acorde al clima y la altura, y buscando la eficiencia, sumando a esto la tecnificación para la generación de energía, otro de los inconvenientes a los que deben enfrentarse los ganaderos.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.