lunes, diciembre 5TUNUYAN - MENZODA - ARGENTINA

la Universidad Nacional de Córdoba se consagró campeona de América Latina


La Facultad de Matemática, Astronomía, Física y Computación de la UNC se quedó con el primer puesto regional.

La Facultad de Matemática, Astronomía, Física y Computación de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) se consagró campeona latinoamericana en el Mundial Universitario de Programación (ICPC).

Se trata de una competencia donde jóvenes programadores de todo el mundo compiten en una serie de problemas en lenguajes como C, C++, Kotlin, Java y Python, y a la que se llega luego de una serie de instancias regionales hasta competir por el máximo galardón.

Allí, entre las universidades argentinas, además de la UNC, participó también la Universidad de Buenos Aires (UBA), que el año pasado había salido primera. 

“Es un certamen de gran prestigio a nivel mundial, muy bien vista por muchas universidades y muchas empresas e industrias que vienen a cazar talentos acá”, cuenta a Clarín Marcos Kolodny, entrenador del equipo conformado por Mateo Carranza Vélez, Sebastián Marín y Uziel Ludueña. La competencia dura cerca de cinco horas.

En realidad, el Mundial de programación es la última instancia de una serie de torneos regionalizados. “Luego de pasar la nacional, que en nuestro caso es el torneo argentino, pasás al sudamericano. Y de ahí al mundial, en el que los mejores 137 equipos del mundo, representando distintas universidades de todo el planeta, se enfrentan a entre 10 y 15 problemas de de índole algorítmica, estructuras de datos, matemáticas, geometría, probabilidad”, explica.

“En equipos de 3 personas y con el uso de una sola computadora, tratando de resolver la mayor cantidad de problemas, se consagra ganador el equipo que resuelve más problemas o por un sistema de desempate por penalidades entre los equipos que resolver los mismos que tenía problemas”, agrega.

Para entrenar, los equipos se sirven de páginas web en las que pueden acceder a competencias de años anteriores. “Ahí se puede hacer lo que se llama una participación virtual, donde empieza un cronómetro que marca 5 horas, para ensayar en tiempo real los envíos de los problemas de los distintos equipos que participaron en otros años”, desarrolla.

Esto es clave para evaluar el rendimiento: “Con eso uno puede medir su performance con respecto a los equipos que participaron en la competencia original y, a su vez, practicar la dinámica de equipo, la comunicación, practicar el aprendizaje de nuevas técnicas, de nuevos algoritmos y etcétera”, cuenta.

Campeones latinoamericanos de programación

El equipo ganador. Foto Twitter: @Luis_Ferroni


El equipo ganador. Foto Twitter: @Luis_Ferroni

“A nivel latinoamericano, ganar lo que nosotros ganamos, que es el premio al mejor equipo del continente, es una cosa súper importante, al menos en nuestra Universidad. En 2019 2019, en Portugal, habíamos logrado el campeonato latinoamericano por primera vez para nuestra Universidad, y esta es la segunda”, recuerda.

Además esto impacta en las carreras de quienes compiten: “Nos abrió puertas a nivel laboral muy grandes, a nivel académico nos cambió bastante e también incluso a nivel personal, porque es una experiencia única. Es una experiencia que a nivel equipo nos une muchísimo y nos marca para el futuro”, desarrolla.

Para Kolodny, el reconocimiento constituye un “orgullo”. “Se siente muy bien lograr poder representar de esta manera a nuestra Universidad en una instancia tan importante como la final del mundo”, cierra.

Sobre el ICPC

El Concurso Internacional de Programación Universitaria (ICPC) es el principal concurso de programación global realizado por y para las universidades del mundo. Tiene su sede en la Universidad de Baylor, en Texas, Estados Unidos.

La competencia se realiza desde 1970 y es patrocinada por International Business Machines (IBM) y organizada por la Association for Computing Machinery (ACM).

“El concurso fomenta la creatividad, el trabajo en equipo y la innovación en la creación de nuevos programas de software y permite a los estudiantes probar su capacidad para desempeñarse bajo presión. Ha suscitado las aspiraciones y el rendimiento de generaciones de solucionadores de problemas del mundo en las ciencias de la computación y la ingeniería”, explican desde su sitio oficial.

El ganador de la competición se lleva 25 mil dólares, además de representar una distinción que pone por encima de la media a cualquier CV en el área.

Este año, el primer lugar fue para el Massachusetts Institute of Technology de Estados Unidos, el segundo para la Pekín University de China y el tercero para la Universidad de Tokyo, Japón.

La edición 2022 se realizó en Dhaka, Bangladesh. El año que viene será en Egipto.

SL

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.