viernes, diciembre 2TUNUYAN - MENZODA - ARGENTINA

El Festival Primavera Sound debutó con todo, con el trapero Travis Scott y Hernán Cattaneo


Es la primera vez que se realiza en la Argentina, y combina números pop de alto voltaje y valiosas rarezas multiculturales.

Luego de las jornadas inaugurales que ofrecieron shows impecables de Pixies, Jack White y otro superlativo de Björk, finalmente Primavera Sound hizo su debut en forma de festival en Costanera Sur.

Fiel a su filosofía de origen, este evento nacido en Barcelona presenta un lineup sofisticado que incluye números pop de alto voltaje y otros actos que aparecen como valiosas rarezas multiculturales que de algún modo reflejan el ambiente de la ciudad que lo vio nacer, todo esto acompañado de un muy buen nivel de sonido y producción.

Porque más allá de que el predio cuenta con todo lo que el asistente festivalero (a esta altura casi una nueva tribu urbana argentina) necesita, acá el audio y la versátil propuesta artística tienen realmente un protagonismo muy bienvenido para quien asiste a este tipo de eventos en búsqueda de algo más que un momento social.

El cierre del sábado fue con el trapero multipopular Travis Scott.


El cierre del sábado fue con el trapero multipopular Travis Scott.

Para afianzar esta sensación bastaba por darse una vuelta al caer la noche del sábado por tres de los cinco escenarios distribuidos por el recinto a los cuales los asistentes podían llegar muy fácilmente ubicándose a través de la app del festival.

Como arquitectos involuntarios de una suerte de Torre de Babel sensorial y super diversa, la británica Charli XCX agitaba su pop multipropósito mientras los chilenos Föllakzoid ofrecían su viaje experimental, andrógino y sesudo al tiempo que el alemán Uwe Schmidt (alias Sr Coconut) comandaba su orquesta que versionaba a Prince, Daft Punk, Kraftwerk y Eurythmics a puro Cha Cha Cha y mambo.

Hernan Cattaneo en el escenario. Presentó su show junto a Oliverio Sofía y Alejandro Carr.


Hernan Cattaneo en el escenario. Presentó su show junto a Oliverio Sofía y Alejandro Carr.

Acto seguido uno de los nombres de mayor peso del festival decía presente en uno de los escenarios principales. Hernán Cattaneo presentaba su show en vivo junto a Oliverio Sofía y Alejandro Carr.

Fiel a su estirpe de artista serio y dedicado, Cattaneo basó el éxito de su actuación en el excelente control de las atmósferas musicales. A pesar de contar con un tiempo reducido para mostrar su propuesta -sus sets solo pueden extenderse por cuatro o cinco horas- dio tiempo a que los climas se desarrollen con naturalidad y así logró esas explosiones emocionales que su público necesita como agua.

Cattaneo basó el éxito de su actuación en el excelente control de las atmósferas musicales.


Cattaneo basó el éxito de su actuación en el excelente control de las atmósferas musicales.

Formando un verdadero laboratorio musical en vivo, el trío regaló un set elegante y viajero en el que las ondas sonoras calaron en toda la fisonomía de los miles que, con ojos cerrados y gesto placentero, se entregaron al trip.

Antes de cerrar su actuación, Cattaneo dio varios guiños “pop” ofreciendo una versión en total camuflaje de Blue Monday, de New Order, otra del tema de Blade Runner de Vangelis -mucho más conocido por como “el de Fútbol de Primera”-, para cerrar con la siempre emocionante Heroes, de David Bowie acompañado por Richard Coleman, quien esta vez la entonó en su versión original en inglés.

Cattaneo hizo versiones de "Blue Monday", de New Order", y del tema de cierre de "Blade Runner", de Vangelis.


Cattaneo hizo versiones de «Blue Monday», de New Order», y del tema de cierre de «Blade Runner», de Vangelis.

Impactante

Llegaba la hora del gran cierre de la primera jornada con el trapero multipopular Travis Scott y como era de esperarse, el impacto fue dimensiones.

La salida a escena del rapper de Houston fue literalmente un tsunami de show business: fuegos artificiales, visuales que ofrecían una nitidez que el propio ojo humano no llega a acreditar, Scott saltando desquiciadamente sobre una plataforma redonda que se elevaba en el escenario y los beats conmovedores de su DJ hacían que el campo estallara de adrenalina.

Scott. El rapper de Houston llega al escenario montado en una plataforma redonda y con fuegos artificiales.


Scott. El rapper de Houston llega al escenario montado en una plataforma redonda y con fuegos artificiales.

“¡ARGENTINA!” grita con voz rota para delirio de la masa, pregunta “¡¿Quién es el más colocado de la sala?!” y siguiendo con la idea del alto impacto a toda costa no duda en soltar la pista de Highest in the Room, su potente hit que acumula más de mil millones de escuchas en streaming.

El público lo da todo, Scott no puede creer lo que ve, frena la canción y su DJ le aclara que está todo en orden: “It’s a party, my Nigga!”.

La devoción por Travis Scott fue unánime.


La devoción por Travis Scott fue unánime.

Siguen con otro baluarte de su repertorio. Butterfly Effect evidencia el contraste en vivo de lo que es la propuesta de estudio: acá el transitar cannábico de la producción original se adorna con vocales -plagadas de autotune, eso sí- metanfetamínicas y casi hardcore.

Para Stargazing la escenografía toma protagonismo por sobre la música y la bestial plataforma sobre la que Scott comenzó el show con literal altura gira, se reinventa en pantalla y es el leitmotiv de un verdadero flash psicodélico en masa.

Un despliegue visual y musical impresionante fue el que desplegó el rapper autor de "Carrousel".


Un despliegue visual y musical impresionante fue el que desplegó el rapper autor de «Carrousel».

Para Carrousel pide el primer “get low”, momento en que el público se agacha y queda preso del anhelo de la llegada del beat que lo liberará para así volver al estado natural, el código físico del show: el de estar todo el tiempo a 40 centímetros del piso.

Llegan los bises y el rapper de 31 años vuelve a recordar la importancia de estremecer: sus mega hits SICKO MODE y goosebumps cierran la lista y llegan directo al alma de sus fans, el pogo es demencial y la felicidad que genera esa particular forma de descargar ansiedad se extiende por el campo y hacia los accesos de salida. Misión cumplida.

POS

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.