17/04/2024

Una saga que combina fútbol y cultura argentina en clave policial


Foto Prensa
Foto: Prensa.

Con una profesión de técnico radiólogo que corre a la par de su afición por la literatura, el escritor Juan Pablo De Luca acaba de publicar «Leones y manteros», el quinto volumen de Barbicano, una saga que se desarrolla en torno al fútbol y a la cultura argentina, y que en este caso narra cómo un médico veterano de la Guerra de Malvinas se ve involucrado en el mundo de los representantes de futbolistas y la explotación de jóvenes jugadores africanos.

De Luca (Junín, 1963) comenzó a publicar a los 54 años de edad y en cinco años ha logrado una producción prolífica que ya promete su sexta novela para finales del 2023. Aunque su vida laboral estuvo siempre relacionada con la tecnología médica, ya es conocido por su Saga Barbicano, una combinación de novela futbolera rioplatense y policial.

La repercusión de estas novelas, «Misión Tilcara» (2017), «El fantasma del Bernabéu» (2019), «El último enganche» (2020), «Los vengadores del ’86» (2021) y «Leones y manteros» (2022), lo llevaron a participar en ferias del libro en distintas ciudades del país y en ferias internacionales en Buenos Aires, Madrid, Bilbao y Guadalajara.

De Luca versiona hechos y situaciones oscilando entre lo histórico y lo sobrenatural, lo trágico y lo humorístico y su saga de Barbicano tuvo su inicio después de la derrotas de Argentina en el Mundial de Brasil y las dos Copas América consecutivas.

El protagonista de la serie, Juan Barbicano, es un médico que participó en la Guerra de Malvinas, lo que lo dejó con cicatrices tanto físicas como psicológicas. Las mujeres en la vida del protagonista son sus hijas Malvina y Soledad, la inspectora Alma Noa y Zoe Wilde, una amiga también conocida como «La Colo». Cada novela es autoconclusiva, pero se enlazan unas a otras y pueden leerse en cualquier orden.

En «Misión Tilcara» y «El Fantasma del Bernabéu», el protagonista se ve involucrado en aventuras sobrenaturales y policiales que tienen lugar en el mundo del fútbol. En «El Último Enganche», De Luca presenta una distopía en la que el fútbol pierde una de sus posiciones más emblemáticas y Barbicano debe proteger al último jugador que la ocupa.

Foto Prensa
Foto: Prensa.

«Los Vengadores del ’86» es una novela violenta y oscura que sigue a un grupo de hooligans en su búsqueda de venganza contra el fútbol argentino. Por último, la novela recientemente publicada «Leones y Manteros» es una denuncia social que se adentra en el mundo de los representantes de futbolistas y la explotación de jóvenes jugadores africanos.

En una conversación con Télam, De Luca señala que en la literatura futbolera convencional, se suele dar más importancia a los perdedores y nostálgicos que a los ganadores, lo que resulta paradójico. A pesar de que la visión académica ha tenido prejuicios hacia lo popular, ahora, dice el escritor, «a esta altura del siglo XXI ya es indudable el poder cultural del fútbol. Hasta en clases de liderazgo algún gurú del tema nos insistió con que supiéramos de fútbol para ‘romper el hielo’ en reuniones de negocios. Creo que es un tema que nos atraviesa a todos los argentinos, amantes del fútbol o no».

Toda su aventura literaria empezó en 2017, cuando surgió la idea de escribir «Misión Tilcara» como una novela unitaria que se convirtió en una aventura personal tanto para él como para los personajes que desarrolló. Para el protagonista, Juan Barbicano, De Luca decidió que debía ser doctor debido a algunas situaciones que requerían de conocimientos médicos y porque es un mundo que autor frecuenta desde los 17 años.

Actualmente trabaja como técnico radiólogo y en la distribución y servicio técnico de marcapasos, y señala que en su tarea profesional desarrolló «una conciencia sobre temas como la vida y la muerte, que son insoslayables en la literatura».

Entre sus escritores preferidos destacan los rusos del siglo XIX, como Dostoyevski, Tolstoi y Chejov, así como los latinoamericanos del realismo mágico, como García Márquez, Vargas Llosa y Cortázar y entre los contemporáneos cita a Guillermo Martínez, Amelie Northomb y Jo Nesbø.

«En mi caso utilizo el cruce entre fútbol y literatura como metáfora o espejo de la sociedad para poder mostrar muchos otros temas», señala De Luca. Con sus novela sobre fútbol, el escritor habla de temas como el tratamiento a los albinos africanos, las ablaciones de órganos femeninos o cuestiones geopolíticas.

De Luca señala que en la literatura futbolera convencional, se suele dar más importancia a los perdedores y nostálgicos que a los ganadores, lo que le resulta paradójico

En «Leones y manteros», asegura que estos «manteros» podrían ser considerados como el destino más optimista para los miles de chicos africanos que quedan abandonados a su suerte en Europa.

De Luca se detiene para explicar durante la conversación que el mexicano Juan Villoro, en libros sobre el tema plantea por qué no hay demasiadas novelas buenas sobre fútbol y desarrolla la idea de que se debe a que «el fútbol ya encierra su propia épica, su propia comedia y tragedia» y que por esto no necesita tramas paralelas, no dejando mucho espacio para la inventiva de un autor. Parece que me estoy dedicando a contradecirlo, aunque reconozco que no es tarea fácil», comenta y se ríe.

El médico y escritor ubica su amor por la literatura (aunque recién hace cinco años que escribe) principalmente por su familia, que incluye a educadores y a un abuelo intelectual socialista, quien le brindó acceso a libros desde temprana edad.

Hoy lee temas muy diversos, y desde que comenzó a escribir a una edad avanzada, a veces debe relegar ciertos autores para dedicarse a la investigación y la escritura de sus propios textos.

En ese sentido detalla que mientras trabaja aprovecha las herramientas tecnológicas como los audiolibros y las aplicaciones de conversión de texto a voz para optimizar su tiempo y avanzar en su investigación. También utiliza sus horas de viajes por trabajo para repasar sus textos en etapa de corrección.

«Utilizo el cruce entre fútbol y literatura como metáfora o espejo de la sociedad para poder mostrar muchos otros temas»Juan Pablo de Luca

De Luca no tiene dudas de que Osvaldo Soriano y Fontanarrosa son los padres fundadores de la literatura futbolera, junto con Eduardo Galeano, aunque también destaca a Horacio Quiroga como uno de los primeros que escribió cuentos con la pelota.

Otros autores como Juan Sasturain, Horacio Convertini o Eduardo Sacheri también tienen un lugar ganado en su opinión. Aunque el escritor cree que su producción se emparenta más con la del británico Philip Kerr, quien publicó una trilogía de novelas futboleras.

De Luca reconoce la influencia de otros escritores en su obra y les rinde homenaje mediante pequeños detalles. Por ejemplo, Barbicano, el protagonista de la saga, tiene pendiente un viaje a Bongwutsi, el país de la novela «A sus plantas rendido un león» de Osvaldo Soriano, para cumplir un encargo.

De la misma forma, utiliza giros futbolísticos y referencias culturales para dar contexto a la historia y llegar a la comprensión de la mayor cantidad de lectores posible.

El escritor también reflexionó sobre la explosión de alegría que causó el último Mundial de Fútbol en los argentinos: «Fue genuino y con eso está todo dicho. Siempre ocurrió, antes al no tener tanta difusión no conseguían tal magnitud. Incluso ocurrió en el ’78, después la vergüenza pública por haber festejado distorsionó todo», concluyó.





Source link